Saltear al contenido principal
Ideas Para Decorar Tu Despacho En Casa

Ideas para decorar tu despacho en casa

Cada ambiente dentro del hogar posee una función inmediata para nosotros. Los despachos son un espacio muy común en la vivienda, pero a veces puede ser difícil organizarlo y decorarlo de manera que mejor aprovechemos el espacio. Por eso te traemos este post de 5 ideas para decorar tu despacho.

Los despachos surgen de la necesidad de algunas personas de trasladar su trabajo a casa, sin que esto afecte el orden o la armonía de todo el espacio, porque en algunas ocasiones todos hacemos un poco de desorden al trabajar, ¿verdad?

Muchas personas tienen problemas a la hora de decorarlos y que mantengan su funcionalidad al mismo tiempo. ¿Qué estilo seguir?, ¿se permiten los elementos decorativos en ellos?, ¿deben ser funcionales y minimalistas? Aquí te daremos algunos consejos para que sepas cómo responder estas pregunta y cómo comenzar a decorar.

Consejos prácticos para antes de decorar tu despacho

Los despachos en casa nos proporcionan una mayor concentración, comodidad y un ambiente de intimidad perfecto para el trabajo. Esto no significa que todos los despachos deban ser aburridos y faltos de ornamentos.

Cada espacio debería poseer un toque de tu personalidad, por lo que debes prestarle atención a los espacios y la forma en la que los ordenas, y visualizar una tendencia que desees implementar. Dicho esto, pongamos manos a la obra.

Comienza con la planificación del espacio

¿Dónde debería posicionarse el despacho? Para evitar distracciones debe ubicarse en un lugar poco transitado. Hazte con un plano en el que tomes en cuenta el escritorio y el espacio que usarás para trabajar, especialmente cuando no dispongas de una habitación entera. Si no tienes una habitación destinada exclusivamente para esto, un rincón en la habitación con suficiente espacio podría bastar.

Selecciona el mobiliario adecuado

Tanto la silla como el escritorio deben ser ergonómicos y beneficiar tu postura y tu movilidad dentro del espacio, así evitarás dolores de espalda o en las articulaciones por pasar tanto tiempo en la misma posición.

Cuando escojas el mobiliario de tu oficina, no sólo debes pensar en comodidad, sino también debes comenzar a pensar en el estilo que deseas para tu despacho. Una buena idea sería seleccionar mobiliario neutro, para que siempre que desees cambiar la decoración de tu espacio no necesariamente debas cambiar los muebles.

La iluminación es fundamental

Cuando trabajamos ponemos nuestros ojos bajo un pequeño estrés. La iluminación natural es la más recomendada para estos espacios, así que si puedes instalar tu despacho cerca de una ventana tendrías una ventaja.

Si no puedes acceder a la luz natural debes apostar por lámparas, fléxos o luces que no sean demasiado intensas y puedan afectar tu vista, especialmente cuando tienes que soportar grandes jornadas de trabajo.

Los organizadores pueden ayudarte a aprovechar el espacio

Especialmente si necesitas tener a la mano documentos o material de oficina de distinta índole. Las estanterías y los organizadores son la forma más adecuada de mantener todo en orden. Además, ya puedes ir pensando en los diferentes modelos y diseños al seleccionar estos muebles.

Diversos estilos para decorar tu despacho

Existen diversas tendencias que puedes considerar al decorar tu despacho. Sólo hace falta que elijas una, la que mejor se adapte a tus necesidades y la implementes en el espacio.

Minimalista

¿Quieres un espacio diáfano y abierto? Puedes pensar en la tendencia funcional o minimalista. Esta tendencia apuesta por el menor uso de elementos decorativos, muebles sobrios y sencillos, es decir quiere volver el lugar una zona práctica y con amplitud.

Nórdico

El estilo nórdico, al igual que el minimalista, apuesta por la decoración sencilla, pero es fundamental el uso de colores blancos y muebles de madera. Esto hace que la paleta de colores del espacio sea fría y sencilla, pero da un estilo muy bello donde predomina el blanco y la amplitud.

Moderno

Si quieres algo más personalizado, puedes apuntar por los nuevos estilos modernos en los que los elementos decorativos y el mobiliario se mezclan para crear un estilo juvenil, especialmente creado para diseñadores y almas subjetivas. En la que puedes usar cuadros, ornamentos y balancearlos con los artículos de oficina.

 

 

Manos a la obra: Espacios funcionales y sencillos

Teniendo el estilo y el plano en mente, lo único que resta en iniciar a poner todo en su lugar y para facilitar esta tarea en un gran porcentaje, debes dividir los artículos en dos: los que usas comúnmente y aquellos que uses con poca frecuencia.

  • Material frecuente: Todo lo que necesites mantener al alcance de la mano, el móvil, los planos de tu actual trabajo, la portátil, las variantes son muchas y se adaptan a las actividades a las que te dedicas. Estos materiales deben estar almacenados abiertamente, para que no pierdas tiempo buscándolos para trabajar cada día.
  • Material no tan frecuente: Impresoras, materiales de consulta, documentos, archivos, artículos de oficina como clips, hojas de papel o correctores. Estos materiales puedes almacenarlos en estanterías o cajones, lo que te permite tener acceso a ellos sin que comprometan el espacio en el que trabajas. Esto también evitará que herramientas importantes se vean comprometidas por el polvo.

Este pequeño truco facilitará el manejo del espacio, y evitará que necesites de tiempo extra para buscar los artículos o apartarlos cada vez que necesites más espacio.

Subamos el nivel: Un orden más exhaustivo

Si intentas seguir los consejos y no obtienes el nivel necesario todavía, tenemos un par de consejos más que te ayudarán a mejorar el manejo de las áreas.

  • Implementar cajas para cables: Puedes aumentar el nivel de orden si todos los cables de los equipos se encuentran fuera de la vista, en cajas u ordenadores.
  • Contenedores de papel: Si usas demasiadas hojas o generas demasiados desperdicios, estaría bien utilizar un contenedor especial para reciclarlas.
  • Organizadores: Si te estás quedando sin espacio para almacenar documentos o artículos, puedes utilizar una segunda opción de almacenaje, con canastillas o cestas para ello.
  • Archivadores para lo importante: Los documentos que sean importantes o que aquellos que estés utilizando para trabajar deben estar almacenados en un archivador al que puedas acceder con facilidad, sin perder nada de vista.
  • Separadores: Especialmente en los cajones de nuestra oficina hacen falta algunos separadores de espacio para que los artículos se queden donde están y no tengas que invertir minutos buscando las piezas pequeñas en ellos.

Una de las formas más seguras de diseñar espacios funcionales es consultar a profesionales en reformas o interiorismo capaces de captar tus intenciones y llevarlas a cabo sin problema alguno.

En muchas ocasiones sólo necesitar un nuevo diseño de tus espacios para convertirlos en un despacho, a fin de cuentas, tu eres el que decide qué ambiente es mejor para ti. Esperamos que estos consejos e ideas para mejorar tu despacho hayan sido de ayuda.

Te invitamos a seguir leyéndonos y descubre más sobre las últimas tendencias en el mundo de la reforma y el interiorismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *