Saltear al contenido principal
Lo Que Debes Saber Antes De Pintar La Fachada De Tu Local Comercial

Lo que debes saber antes de pintar la fachada de tu local comercial

Los cambios siempre son buenos, nos dan la sensación de que estamos iniciando una nueva etapa. Si ese cambio conlleva pintar la fachada de tu local comercial, debes saber algunas cosas antes de ponerte en marcha.

¿Puedo pintar la fachada de mi local?

La pregunta del millón. Al pintar la fachada, no estás incurriendo en un cambio drástico que afecte a tus pares en su actividad mercantil, así que no te preocupes, la respuesta será, ¡Sí! Puedes pintar. Si deseas una modificación más profunda, donde involucres elementos comunes, deberás leer el título constitutivo que rige el funcionamiento de la comunidad de propietarios a la que pertenece tu tienda.

¿Qué dice la Ley de Propiedad Horizontal?

Para mantener la paz con tus vecinos debes conocer la Ley de Propiedad Horizontal, cuyas reglas organizan la relación de derechos y deberes de los propietarios que comparten un bien inmueble.

Por ejemplo, en el artículo 7, expresa que se debe avisar a la comunidad de propietarios si se realizan cambios estructurales que atenten contra la seguridad o apariencia. ¡No te angusties! La ley se flexibiliza para los comercios, a diferencia de los pisos cuya arquitectura debe mantenerse sin variación.

Por otro lado tenemos el apartado 17, donde se advierte contar con la aprobación para cualquier alteración de los elementos comunes que compartan los copropietarios. Esto aplica, solo por poner algún ejemplo, a sistemas de comunicación, calefacción y similares.

Casos anteriores a considerar

Los Tribunales Supremos y jueces han emitido fallos a favor de los dueños de locales, en casos anteriores que pueden servirte como guía si estás decidido a pintar la fachada de tu local o hacer algún otro cambio.

  • En octubre y noviembre de 2009, sentencias del Tribunal Supremo explican que existen diferencias operativas entre los comercios, que los motiva a realizar cambios considerables para su funcionamiento. Como por ejemplo una panadería, un restaurante o un supermercado.
  • En febrero de 2010, un comerciante transformó una ventana en una puerta. Según el artículo 7 de la Ley de Propiedad Horizontal, podría significar un problema. Se indicó que por ser un local que se dividió, necesitaba abrirse a la vía pública para su actividad comercial.
  • En febrero de 2011, el Tribunal Supremo sentencia a favor del dueño del local, quién había colocado unos carteles publicitarios y modificó la fachada, por considerar que la alteración no era excesiva.

Pasos para pintar la fachada

Ten en cuenta estos detalles que te permitirán tener un acabado espectacular a la hora de pintar la fachada de tu local.

  1. Presta especial atención con todos los objetos cercanos a la fachada y si son del ayuntamiento, más todavía. Si no puedes retirarlos protégelos con algún material resistente.
  2. Consigue la mejor cinta y marca toda la zona que estará involucrada en la labor. También es vital que señalices las partes que se pintarán de colores diferentes al resto.
  3. Limpia toda la pared, alísala y hazte de una masilla para tapar las irregularidades.
  4. Quita todo rastro de salitre, grasa o polvo.
  5. Cerciórate de que la pintura esté bien mezclada y remuévela de tiempo en tiempo.
  6. Es recomendable empezar por los bordes siguiendo hacia el centro de la pared. Elige para iniciar los colores fuertes y después pasa a los más claros.

Colores adecuados para el exterior de una tienda

Todo va a depender de la actividad comercial que lleves a cabo. Lo que sí no es negociable, es la armonía entre la variedad que elijas, para lo cual te recomendamos máximo 3 colores. Conocer sobre lo que nos dice la psicología del color es clave dentro de la elección, así que estudia cuáles tonos se aplican según lo que ofreces como marca.

Blanco o colores claros, como predominante en una fachada, con toques fuertes que representen a la marca, es una idea que te permitirá mantener un equilibrio y no llegar a una combinación escandalosa a la vista. Por último, las texturas y efectos que ofrecen estos revestimientos te darán un toque especial. Estamos hablando de las pinturas mates y satinadas, algunas varían en el brillo.

Esperamos que este post te haya aliviado el estrés que puede generar un cambio al pintar la fachada de tu local comercial. Si tienes dudas al respecto, ¡esperamos tus comentarios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *