Saltear al contenido principal
Síndrome Del Edificio Enfermo, ¿en Qué Consiste?

Síndrome del edificio enfermo, ¿en qué consiste?

Sí, aunque no lo creas y te pueda parecer incluso un chiste ¡Los edificios se enferman! Pero los síntomas los padecen las personas que se encuentran viviendo o trabajando dentro de ellos, ya que pasan gran parte de su día en este ambiente. Los malestares son variados y aquí te contaremos todo lo que debes saber del síndrome del edificio enfermo.

No creas que son los edificios menos agraciados los que producen estos síntomas, muchas veces incluso los edificios más bonitos estéticamente hablando, son los que resultan más problemáticos debido que durante su construcción dejaron de lado aspectos fundamentales para preservar el ambiente interior.

En los edificios que fueron construidos en función de una arquitectura muy hermética, aquellas que tienen una ventilación centralizada o ventanas que no se abren, además en oficinas o pisos enmoquetados se pueden producir este fácilmente este tipo de síntomas en las personas.

¿Qué es el síndrome del edificio enfermo?

En el año 1982 La Organización Mundial de la Salud (OMS) definió el síndrome del edificio enfermo como un conjunto de agentes causados por el edificio y su mala ventilación que producen en al menos 20% de los habitantes molestias y enfermedades. Las principales agentes son:

  • Mala ventilación
  • La descompensación de temperaturas
  • Las cargas iónicas y electromagnéticas
  • Las partículas en suspensión
  • Los gases y vapores de origen químico
  • Los bioaerosoles.

Estos agentes son causados por el edificio y conllevan a causar enfermedades varias en sus habitantes. Aún cuando no se considera un problema grave y sólo genera malestares de manera temporal, es importante acotar que en casos extremos puede agravar alguna patología, por lo cual siempre es necesario tomar las previsiones necesarias para evitar que esto ocurra.

 

 

Síntomas más comunes del síndrome del edificio enfermo

La mayoría de los síntomas más habituales que presentan las persona que viven en edificios enfermos, están en su mayoría relacionados con las vías respiratorias, entre los más frecuentes se pueden mencionar:

  • Afecciones nasales: irritación de la nariz, mucosidad abundante, sequedad nasal, congestión y/o tos.
  • Molestias oculares: irritación, escozor, enrojecimiento ocular, cansancio.
  • Dolores de garganta: irritación, sequedad, ronquera, inflamación o enrojecimiento de la garganta.
  • Alteraciones cutáneas: irritación de la piel, dermatitis y escozores.
  • Dolores de cabeza.
  • Náuseas.
  • Vértigo.
  • Fatiga mental.
  • Alergias.
  • Somnolencia.
  • Dificultad para concentrarse.

Al abandonar el edificio y con los pasos de los días estos síntomas suelen desaparecer o aminorarse.

Factores que influyen en el síndrome del edificio enfermo

Estos son los factores que según investigaciones más influyen en la aparición de diversas enfermedades relacionadas con el síndrome del edificio enfermo:

  • Cuando hay demasiados aparatos inalámbricos.
  • La suciedad de los ductos de ventilación o del aire acondicionado.
  • La poca luz natural que ingresa a la infraestructura debido a otras edificaciones que están muy cerca.
  • Ambientadores que utilizan perfumes artificiales.
  • La poca o nula circulación de aire.
  • Iluminación no adecuada.
  • La excesiva electricidadestática producida por moquetas.
  • Los equipos eléctricos y la intensidad de los campos magnéticos que producen.
  • Mala acústica.
  • Cuando la infraestructura se encuentra muy cerca de vías urbanas con altos índices electromagnéticos.
  • Mala colocación del sistema de calor que produce un deficiente calentamiento de la estancia.

Esto a su vez nos da señales para saber cómo detectar a un edificio que puede estar en peligro de padecer este particular síndrome. Esto debido a que son los principales factores por los cuales una persona puede empezar a sentir los síntomas anteriormente señalados.

 

 

Consideraciones a tener en cuenta para evitar estos efectos

Las consideraciones o consejos que se dan a continuación son generales y siempre se debe consultar a un experto antes de realizar cualquier acción.

  • Lo principal es utilizar para la construcción de los edificios materiales adecuados y mantenerlos siempre en las mejores condiciones posibles.
  • Es muy importante mantener una temperatura entre los 22 y los 24 grados.
  • La humedad tiene que mantenerse entre el 40% y el 50%.
  • Es fundamental garantizar que haya un buen clima laboral y excelentes condiciones de trabajo entre los trabajadores.
  • La iluminación debe ser la adecuada e intentar en la medida de las posibilidades que parte de la utilizada sea proveniente de luz solar.
  • Tener un cuidadoso control del uso de productos químicos para la limpieza del edificio u otros materiales de trabajo como las impresoras.
  • Cambiar los muebles metalicos o simplemente utilizar tomas de tierra o plantas con la finalidad de controlar la electricidad estática.
  • Utilizar equipos de tratamiento de aire y recuperadores de calor con un alto grado de estanqueidad para evitar la contaminación cruzada de aire.
  • Instalar un sistema de ventilación que se encuentre bien dimensionado para dar seguridad de un correcto aporte de aire exterior.

Lipoatrofia semicircular, enfermedad causada por el síndrome

Se caracteriza por la pérdida del tejido graso bajo la piel en forma de semicírculos. Aparece principalmente en los muslos y en los glúteos. Se manifiesta a través de unas marcas profundas en la piel, como hoyuelos o manchas, además de otros síntomas como sensación de pesadez en las piernas o fatiga.

Los edificios que han causado esta enfermedad en personas suelen presentar los siguientes problemas:

  • Los materiales de construcción empleados, como el PVC.
  • La sobrecarga de la tecnología.
  • Grandes campos de electricidad estática.
  • Mobiliario metálico.
  • Cableado defectuoso.
  • Baja humedad.

Es importante cuidarse del síndrome del edificio enfermo

La contaminación del espacio puede venir incluso de la forma en que está diseñado. Según una investigación desarrollada por la Universidad de Surrey en Reino Unido, más de 4 millones de personas mueren cada año a consecuencias relacionadas con enfermedades que se producen a partir de la contaminación en viviendas y sitios de trabajo.

Es importante contar con expertos a la hora de construir o reformar un local, para evitar peligros como este. En Acexia nos preocupamos por todos los aspectos relacionados con las viviendas y estructuras en general, para asegurar siempre a nuestros clientes no solo excelente calidad de los resultados alcanzados, sino también ser garantes del bienestar y de la salud de todos los que darán usos a las viviendas, pisos u otra edificación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *